Negativo, y además, nunca tendremos un coche nuevo

Como me he hecho varios tests, el sueño se rompió muy rápido. La tristeza se apoderó de mí, y he pasado muchas horas de la cama al ordenador, para cumplir con mi trabajo, y del ordenador a la cama.

Me cuesta mucho reconocerme en esta persona, que es casi más un trapo, que una persona. Ayer mi psicólogo me decía que me diera tiempo, que tenía derecho a estar así.

Ayer por la tarde, decidí adelantar la beta unas horas, la tenía hoy por la mañana. Me parecía una tontería alargar más lo inevitable, y así podría empezar a dejar la medicación, que tantos cambios emocionales y físicos me producen.

Cuando llegué a la clínica le conté a la enfermera si podía adelantar la beta, le conté lo del test negativo, y me miró con pena. Fue súper empática y cariñosa conmigo, me trató súper bien… Pero yo me sentí aún peor.

Siempre que estoy mal, y alguien hace eso, me hacen sentir peor. Porque me doy cuenta de que no estoy exagerando, de que todo me va muy mal, y de qué la gente lo percibe y muestran pena. No solo me pasa con personas poco conocidas, me pasa mucho con J. y con mi madre. Así que llevo estos 4 días, desde que vi el primer negativo en un test, sin hablar prácticamente con nadie. A ratos lloro, pero tampoco mucho, nunca he sido de llorar.

Me siento como aislada, en un aislamiento elegido, que no se si me hace mal o bien, pero si se que es lo que me pide el cuerpo.

Esta mañana pensaba acerca de todas las cosas que posponemos como pareja, desde hace años, por ver resultado en esto. Al principio, era tan inocente, que dejé de comprarme ropa pensando que en breve no me valdría, por estar embarazada. Y esa ilusión, que se fue desvaneciendo a base de golpes, no ha hecho que deje de posponer cosas. Unas vacaciones por si estaba embarazada, un capricho por sino lo estaba y necesitaba el dinero para seguir, una decisión por si luego no podría afrontarla…

J. tiene un coche con muchos kms, ha sido un coche muy bueno, con pocos problemas mecánicos, y nos ha acompañado en vacaciones, y en largas jornadas de trabajo. Hace unas semanas decidimos que era hora de cambiarlo, porque está en ese punto en el que cualquier avería o revisión nos cuesta más que la vida que le queda… pero claro, y si me quedaba embarazada? … había que esperar por si nuestras necesidades cambiaban…

Hoy siento que J. jamás tendrá un coche nuevo…

Un comentario sobre “Negativo, y además, nunca tendremos un coche nuevo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s